Bienvenidos a mi blog


Os presento este modesto rincón donde podréis ver mis creaciones gastronómicas.

Algunas recetas serán caseras de la abuela Milagros, mías propias y otras muchas de mis compañeros blogueros.
¡¡ Espero que os gusten !!


miércoles, 4 de septiembre de 2013

Lentejas viudas

Las lentejas viudas es una manera de llamar a las lentejas con verduras, sin chorizo, ni morcilla, ni nada de nada. Nada, me refiero a productos cárnicos.

Bueno, puesss ¡¡han salido buenísimas!! Mis bichillos se han comido dos platitos. Hoy no me puedo quejar, porque con las lentejas van bien alimentados, es un plato muy nutritivo.

En una de mis entradas, os dejé la receta de lentejas estofadas, pero en este caso eran hechas en la thermomix. Para mi gusto personal, los estofados me gustan más hacerlos a fuego lento en la olla.

Así que os dejo la receta tradicional, en ollita.


Ingredientes:

400 g lentejas pardinas
1 patata
1 trozo de calabaza
3 zanahorias de manojo
1 cebolla pequeña
4 c/s de tomate triturado
2 dientes de ajos
1 pimiento rojo
aceite de oliva virgen
1 hoja de laurel
2 clavos de olor
comino
sal


PREPARACIÓN:

En una sartén con un chorrito de aceite salteamos la cebolla, el pimiento rojo y el ajo. Todo en trozos grandecitos y agregamos un poquito de sal.
Seguido ponemos la calabaza y las cucharadas de tomate triturado. Una vez que están salteados, cubrimos de agua.
Mientras se van cociendo las verduritas, ponemos una olla con agua. Agregamos las lentejas enjuagadas, a cocer con una hoja de laurel, el clavo y un poquito de sal. Seguido añadimos las zanahorias troceadas y las patatas.
Como ya tenemos la verdura cocida, le pasamos la batidora para que quede un puré finito. Esto es por los niños, para que se lo coman todo sin enterarse de lo que lleva.

Mi niña me dijo, ¿mamá con qué las has hecho? Para que no pusiera pegas, le dije que sólo eran las lentejas. Y me dijo, ¡¡mami, ponle zanahorias!! que chiquititas si me gustan.
¡¡Es pa comérsela!!


Bueno, seguimos con la receta. Este puré, lo añadimos a las lentejas que tenemos a fuego medio. Si necesita más agua, se la añadimos fría y con que sobrepase un dedito del guiso es suficiente para que se hagan.


Una vez que hierven, bajamos el fuego para que no se peguen. Las lentejas pardinas se hacen muy rápido. Y de esta manera más rápido aún, porque mientras estamos haciendo el sofrito, se están cociendo las lentejas.

Más rápido aún, es ponerlo todo en una olla, pero para mi gusto no es el mismo sabor que si salteamos las verduras.


Si nos han quedado muy líquidas, machacamos unas cuantas lentejas o unas patatas y solucionado el problema.

Rectificamos de sal y antes de que termine la cocción, añadimos un poquito de comino que le da un sabor muy bueno.





 ¡¡Que tengáis una buena semana!! Muchos besos, chicos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada