Bienvenidos a mi blog


Os presento este modesto rincón donde podréis ver mis creaciones gastronómicas.

Algunas recetas serán caseras de la abuela Milagros, mías propias y otras muchas de mis compañeros blogueros.
¡¡ Espero que os gusten !!


jueves, 14 de enero de 2021

Salsa cazadora

Hoy Los Pucheritos te trae una de las salsas que ha triunfado en mi mesa estas fiestas.

Te enseño a preparar una sabrosa salsa cazadora de manera sencilla que acompañará a la perfección con tu plato de carne.

Ingredientes :

1/2 kilo champiñones Portobello
3 cebollas frescas
2 ajos
2 c/p tomate concentrado
Brandy
Vino tinto
2 c /s demiglace en polvo
AOVE
Pimienta
Tomillo
Romero
Sal

 

PREPARACIÓN :

Empezamos cortando y salteando con un poquito de sal los ajitos y la cebolla en bronuase, daditos pequeños.

Mientras vamos a ir limpiando los champiñones, cortando en trocitos pequeños y los añadimos a la preparación anterior con otro poquito de sal. 

 


Agregamos las dos cucharas de postre de tomate concentrado, un poquito de tomillo, romero, pimienta molida y rehogamos.
Le añadimos un chorrito de Brandy, subimos el fuego y flambeamos. 
Casi cubrimos con un buen vino tinto.
En un vaso con un poquito de vino diluimos las dos cucharadas de salsa demiglace que le darán un toque muy rico, y lo incorporamos a la salsa. Desespuma y deja reducir la salsa.
 
Probamos de sal y lista para servir con la carne que hayas elegido, en mi caso solomillo ibérico. 
¡Así de sencillo!
 
Quiero agradecer a Armando Herranz quien me dio la idea de esta salsa y como siempre me aconsejó para el vino. Llevaba tiempo queriendo prepararla pero no me animaba y si Armando me la aconseja, ¡hay que hacerla!
La hice como siempre a mi manera y fue todo un éxito. Una gran salsa de los mejores restaurantes, bueno todavía me queda seguir practicando y aprender de los mejores para ese nivel.
Espero que os guste la receta y me lo digáis en un mensaje. ¡Me encantará leerlo! 


 
Bueno chic@s aunque es un poquito tarde quiero desearos un buen año 2021 y mis mejores deseos. 


 

miércoles, 23 de diciembre de 2020

Claves para acertar en el maridaje de vinos y comida

Armando Herranz nos da una clase rápida de vinos para que mariden perfectamente con los platos de estas celebraciones.

Apenas me he levantado hoy y ya estaba Miss Pucheritos poniéndome en un brete: ¿qué vino tengo que comprar para las cenas de Nochebuena y de Nochevieja?

Pucheritos : ¿A quién mejor que a tí? 

Nada más fácil, Inma. Te he preguntado qué tienes previsto poner en estas cenas y no has sabido (querido) responderme. Bueno, no hay problema.

Pucheritos : ¡Ay Armando! tengo tantos platos en la cabeza que todavía no he decidido. Y si además hablando contigo me das más ideas... 
¡Bueno, mejor te escucho! 

Para las entradas, lo clásico son unos productos ibéricos, queso y algunos mariscos. Hay vinos en el marco de Jerez que responden a todas esas situaciones. Finos, manzanillas y palocortados que realzan cualquier producto salado.

Para los entremeses, si se os ocurre algún plato muy graso, como un foie o similar, tenemos una gama de dulces que acompañan a la perfección. Pero si vuestra elección ha sido productos frescos del mar como ostras u otros moluscos crudos, no dudéis en acompañarlos con blancos de alta acidez, como los vinos gallegos.

Llegan los primeros platos. Unos prefieren sopas de mariscos, otros se decantan por elaboraciones ligeras que dejen espacio para los segundos. Juguemos con blancos afrutados como verdejos, chardonnays, gewürztraminer o los moscateles secos de las Sierras de Málaga, o con tintos jóvenes tan afrutados como los blancos, si esas elaboraciones tienen entidad suficiente para combinar con los taninos del tinto.

El plato principal es el protagonista de la cena y como tal merece el mejor vino. Si es pescado podemos seguir con la elección de los primeros, siempre que nos hayamos decantado por un caldo denso e intenso, como un blanco de chardonnay con cierta crianza. Pero si hemos elegido un asado como cochinillo, cordero o chivo hemos de abrirle paso a los grandes tintos de reserva, estructurados y con cuerpo, que estarán sorbo a sorbo a la altura de cada bocado de nuestro asado.

Y llegamos al postre. Dulce, por descontado. Y dulces tenemos en Málaga los mejores; los de la D.O. más antigua del mundo. Vinos dulces naturales, vinos naturalmente dulces; unos más densos, otros más ligeros… Juguemos con las densidades de postre y vino. Y disfrutemos de ambos.

Y si el bolsillo nos alcanza, podemos hacer toda la cena con vino espumoso. Un champagne blanc de blancs para empezar, un brut con las entradas y si queremos tirar la casa por la ventana, un millésime como colofón para acompañar a cualquier pescado bien cocinado o incluso un asado, que el champagne combina con todo.

Y, como siempre, con moderación incluso en estas fechas. Si son muchos vinos, una copita corta de cada y a la nevera y bien tapados (incluso los tintos) donde se conservarán en buen estado durante varios días. Así que no hay excusa.

¡Feliz Navidad! 

domingo, 29 de noviembre de 2020

Patatas a la riojana

Las patatas guisadas son un plato que me gusta con todo, un sofrito a fuego lento, pescado o carne y disfrutar.

Pensaba guisarlo con bacalao pero al final utilicé un choricito ahumado picantito de León que le ha dado un sabor increíble.

Lo mejor de este plato es que se prepara en cinco minutos y luego se deja a fuego lentito para que se haga solo. No hay ni que decir que el triunfo de este guiso es un buen chorizo y unas buenas patatas, que no significa que tengan que ser caros.

Ingredientes :

6 patatas grandes 

250 gr. chorizo ahumado

1 c/p pulpa pimiento choricero

1/2 pimiento rojo

8 ajos

1 c/p pimentón 

2 hojas de laurel

AOVE 

Sal


PREPARACIÓN :

Cortamos el chorizo en rodajas y salteamos en un poquito de aceite, el que yo le he puesto ha sido uno ahumado y picante que le da un sabor tremendo al guiso. Lo retiramos y en ese aceitito sofreímos los ajitos y el pimiento en brunoise, en pequeñitos dados. Dejamos pochar a fuego lento.

Mientras pelamos y triscamos las patatas, importante hacerlo para que la patata suelte la fécula y engorde el guiso. 


Añadimos la cucharada de postre de pulpa de pimiento choricero, el chorizo, salteamos y añadimos las patatas que también le damos un meneo. 

Seguidamente pondremos el pimentón, la sal, las hojas de laurel y cubrimos con agua.


 Un golpe de fuego fuerte y después a fuego lentito, suave, suavecito... jajajaaa

Sin meter la cuchara para que no se rompan mucho las patatas. Sólo mover la cazuela con giros suaves. 

Esperar que se unan los sabores, espese el guiso y estas patatas a la riojana serán una locura junto con el maridaje que nos proponga Armando. 

¡Qué fáciles son los deberes que me ha puesto hoy Inma! Elegir el vino adecuado para unas patatas a la riojana es tan solo cuestión de decidirse por una crianza más o menos larga en función de lo especiado que esté el chorizo que integra la receta. Pero en todo caso, este vino siempre será un tinto de Rioja.

La verdad es que Miss Pucheritos me ha querido complicar la vida con un chorizo ahumado y ¡muy picante! Pero siempre hay un vino en La Rioja que sale al paso de cualquier apuro. Y para salir airoso y que ese picante no se nos coma al vino, nada mejor que un caldo con cuerpo como los reservas, que los hay muchos y muy buenos y a unos precios muy asequibles.

Así que ya sabéis: un reserva de Rioja combina a la perfección con estas patatas a la riojana que ha hecho Inma para nosotros, que bien valen los 8 a 12 € que cuestan muchas de las referencias que podéis encontrar en las tiendas especializadas.

Y como siempre os digo, el vino con moderación se disfruta mejor.



Hora de disfrutarlo, espero que os guste tanto como en casa.

Espero leer vuestros comentarios y si os gusta compartid la receta con vuestros amigos. 

Hasta la próxima receta amigos, os estaré esperando.

sábado, 24 de octubre de 2020

Habas con cebolleta y morcilla

Las habas con jamón son un guiso típico del sur y ¡cómo me gustan! Pero en esta ocasión las vamos a preparar con una rica morcilla de Ardales.

El Hortelano tiene unos productos buenísimos de su huerta, que en este caso prepara las habas, las guisa con cebolleta en aceite de oliva virgen extra y nos la presenta así de ricas.



Ingredientes :

Habas
Cebolleta
AOVE
Morcilla
Sal
 

PREPARACIÓN :

En este caso sólo tenemos que desmenuzar la morcilla y saltearla. Seguidamente agregamos las habas que ya vienen con un buen aceite de Málaga, ponemos un toque de sal y en unos segundos tenemos un exquisito plato. 

Como siempre digo... 

¡Qué fácil me lo pone El Hortelano!

Gracias Sebastián por confiar tu producto a Los Pucheritos.
 

 
¡Qué colorcito! Espero que os haya gustado tanto como a nosotros y si es así deja de tu comentario, me gustará leerlo.

viernes, 24 de julio de 2020

Ensalada de sandía con requesón y miel con un toque de hierbabuena

Buenas tardes chic@s hoy os traigo una sabrosa y nutritiva ensalada de sandía y requesón de la Quesería Flor Bermeja. Por cierto, imaginaros el sabor del requesón recién hecho con leche de cabra Malagueña.
¡Una delicia!

Ingredientes :

Sandía 
Requesón 
Hierbabuena 
Miel

PREPARACIÓN :

Tan sencillo como cortar la sandía en trocitos y picarle la hierbabuena que le va a dar mucho sabor.
Agregamos el requesón y le añadimos la miel.
Si no te gusta la miel puedes endulzarlo con azúcar.
A mí me vuelve loca este requesón con azúcar y eso que no suelo tomar azúcar.
Por cierto, ¿sabéis que el requesón es proteína libre de grasa?
Si quieres hacer más completa esta ensalada puedes añadirle brotes de lechuga, rúcula, espinacas baby...
Espero que os guste esta sencilla pero muy sabrosa receta tanto como a mí, y os animo a consumir productos de cercanía.
Los malagueños tenéis unos excelentes quesos de cabra malagueña en el precioso pueblo de Casabermeja en la Quesería Flor Bermeja.

Un saludo chic@s y buen fin de semana.



domingo, 31 de mayo de 2020

Medallones de solomillo de cerdo en salsa de cebolla y zanahorias al vino dulce de Moscatel

Bueno chic@s ya está aquí la receta que tanto me habéis pedido.
Solomillo de cerdo encebollao con zanahoria al vino dulce, facilísimo de preparar.
Con la zanahoria, la miel y el vino le damos ese punto dulce que tan bien le viene a la carne de cerdo.
Perdonadme por no haberlo hecho antes pero me está resultando difícil ponerme a escribir. Tengo varias recetas pendiente de redactar y os tengo presente.
La Pucheritos no se olvida. ¡Llegarán tenéis mi palabra!

¡Palabra de Pucheritos!




Ingredientes :
1 solomillo de cerdo
1 cebolla grande
2 zanahorias
1 ajo
Vino dulce de Moscatel
3 granos de pimienta
Brandy
AOVE
Miel
Sal

PREPARACIÓN :

Salteamos a fuego fuerte los medallones de cerdo, agregamos un poquito de sal.
Es sólo sellar la carne, la sacamos y aprovechamos ese aceite con los jugos de la carne para sofreír la cebolla en juliana, un ajito picadito y un poquito de sal. Dejamos caramelizar.


Picamos la zanahoria en bronuas, en cuadraitos pequeñitos y añadimos.
Ahora incluimos los medallones, los granos de pimienta. Añadimos un chorrito de brandy y un buen chorreón de vino dulce. Subimos el fuego para evaporar el alcohol e incorporamos la cucharadita de miel.
Dejamos que se unan los sabores y listo para degustar.   

Hoy nos trae Inma una sabrosa receta, magnífico recurso para cuando disponemos de poco tiempo y queremos seguir agradando a los nuestros.

El marcado toque dulce del que la miel, el brandy y el moscatel impregnan el plato condiciona el acompañamiento y nos deja muy fácil la elección del vino; un vino goloso, florido y fresco, que ya empieza a apretar el calor. En estas fechas empiezan a salir al mercado los tintos jóvenes de la cosecha de 2019 y hay entre ellos un tipo de vino que es de mi especial predilección: el tinto de maceración carbónica. En Francia lo llaman Beaujolais y se caracteriza por su frescura, su intensidad de aromas a flores y a fruta roja fresca y especialmente por sus ligeras burbujitas, que son propias del sistema de elaboración.

Hay muchos vinos en el mercado de estas características, y se pueden encontrar en casi todas las D.O., aunque yo prefiero los de Rioja, que son auténticos maestros en este tipo de elaboración; no en vano este sistema también recibe el nombre de "lago riojano".

Os va a encantar.

Eso espero Armando que les guste la receta tanto como a ti y dejen su comentario. Nos vemos en la próxima receta chic@s.

viernes, 22 de mayo de 2020

Brownie de cacao con chocolate negro

Vamos a disfrutar de un delicioso brownie de cacao con chocolate negro que os va a encantar. Lo mejor es que se prepara en un segundo y los trocitos de chocolate lo hacen irresistible y muy jugoso. Ahora que tenemos algo más de tiempo mejor hacer los dulces caseros, así evitamos la bollería industrial con lo que eso conlleva menos azucares, cero aditivos...




Ingredientes :
1 taza de harina
1 tableta de chocolate 72%
2 huevos grandes
3 c/s cacao en polvo s/a
4 c/s mantequilla
1 c/c de vainilla
Azúcar
1 sobre levadura

PREPARACIÓN :

Lo primero que vamos hacer es encender el horno a 180 grados, porque lo vamos a preparar muy rápido y así tenemos el horno calentito.
En un bol ponemos las cuatro cucharadas soperas bien cargadas de mantequilla y metemos al microondas  unos segundos.
Una vez tenemos la mantequilla derretida agregamos las tres cucharadas soperas bien cargadas de cacao en polvo sin azúcar. Yo he utilizado el de la marca Valor.
Mezclar, añadir el azúcar y la vainilla.
Para medir el azúcar y la harina he utilizado una taza. 
Con el del azúcar no lo he llenado entero, faltaba como dos dedos.
Incorporar un huevo y cuando esté bien integrado echamos el otro.
Por último agregamos la harina, la levadura y movemos bien hasta que esté todo bien integrado.
En un molde rectangular pequeñito de 20x25 ponemos un poquito de aceite o mantequilla, muy poquito, y también papel sulfurizado para que no tengamos problema al sacarlo y se pegue.
Echamos la masa y agregamos los trocitos de chocolate que anteriormente hemos partido en trocitos pequeños.
Repartimos bien los trocitos para que nos lo encontremos por todo el brownie, esto lo va hacer irresistible y muy jugoso. Es hora de meterlo al horno durante 20-25 minutos o hasta que esté cuajado. Asegúrate pinchando donde no haya un trocito de chocolate y no lo dejes más tiempo de la cuenta para que no quede seco, que quede ligeramente húmedo.
Dejar enfriar y cortar en cuadraitos. Aunque en mi caso mis bichillos no podían esperar y se lo comieron caliente con helado.
Ya me contaréis, con cuántos trocitos habéis pecado...
¡No vais a poder resistiros!

Bueno chicos, ¡hasta la próxima!
Me encantará ver tu comentario.